Antes de nada!
El siguiente texto en cursiva encabeza cada artículo que trata sobre gastronomía exótica. Si ya lo leiste anteriormente en otro post puedes ir directamente al artículo.

« Aunque siento un amor profundo por todos los animales debo de confesar que he comido prácticamente de todo lo que se mueve en el mundo. Esto me crea un gran conflicto, discuto conmigo mismo y nunca llego a un acuerdo. Me contradigo en mis propios argumentos y cambio de opinión constantemente. Debato lo que es bueno y malo, y lo que es peor y menos malo. Critico y lo hago, en realidad no me hace sentir orgulloso ni feliz pero imagino que soy como el vampiro recién convertido que no queriendo chupar sangre termina sucumbiendo por su debilidad. Y es que aunque alguna vez contemplé la posibilidad de no alimentarme de animales sería para mi naturaleza aún más conflictivo que hacerlo. Y como bien he dicho y repito, me contradigo en menos de dos lineas y como apasionado de la gastronomía me siento realizado cada vez que pruebo un producto o plato nuevo y me enorgullezco de haber probado todos aquellos alimentos catalogados como de exóticos aunque mire para otro lado y me horrorice con el mal trato, condiciones de vida y sacrificio que sufren estos infortunados.
El tema se tratará con respeto hacia las diferentes culturas, por lo que ningún post será encabezado con títulos como “10 platos que te harían vomitar” o “los platos más asquerosos del mundo”
Y para terminar un AVISO importante: ya puedes imaginar que te encontrarás, así que si eres una persona muy aprensiva y crees que lo leído o visto puede herir tu sensibilidad no lo leas »

Comiendo y bebiendo sangre de Cobra en Vietnam

Hace ya más de 900 años que el  joven campesino Hoang rescató de una malvada serpiente a la hija del rey Ly Thai Tong.
Desde entonces la caza y crianza de serpientes ha sido la principal ocupación de esta villa conocida hoy en día como ‘Le Mat, el pueblo de las serpientes’

Ya la había probado antes en Yogyakarta, Indonesia, pero quería tener la experiencia en esta conocido lugar por su larga tradición y famoso ritual.

Como si de una marisquería se tratase donde señalamos el bogavante y del estanque pasa directo a la parrilla, en estos restaurantes especializados podemos escoger normalmente entre dos tipos de serpientes, la culebra de collar y la cobra real, aunque he oído de otros dos tipos que se consumen en el área.

El ritual

Un muchacho joven haciendo uso tan solo  de una barra con forma de gancho en la punta y un cuchillo, saca de la jaula a la serpiente, la desdenta en menos de un segundo,  le da un corte preciso y le extrae el corazón que es depositado en un platillo, drena su sangre en un vaso que contiene aguardiente de arroz y la decapita. Todo esto ha transcurrido en tan sólo un instante.
Ni la destreza del joven pudieron librarle de dos mordeduras en la mano, aunque este ni se inmutó.

La serpiente es transportada rápidamente a la cocina mientras te dispones a ingerir el corazón acompañado de este elixir. Mot, hai, ba! (uno, dos y tres) y podrás sentir en tu boca el corazón latiente antes de ser tragado.
Creen que da fuerza y potencia la virilidad.

Mientras, el matarife, drena la vesícula sobre otro vaso de este tipo bebida alcohólica para luego verterlo en una botella junto a otra con la mezcla de sangre y llevarlas a la mesa donde se dispondrá el banquete.

    

    

El menú

Ahora en la mesa, además de los cubiertos, una botella con la sangre y otra con el liquido amarillo de la bilis diluido en alcohol, habrá una carta con la lista de platos que vas a degustar. La serpiente sacrificada será elaborada de once exquisitas maneras diferentes. Aunque el sabor queda un poco oculto por las salsas y condimentos, su textura esta a medio camino entre la carne y el pescado.

  • Sopa de huevos de serpiente
  • Rollito de primavera de carne de serpiente
  • Carne y hueso de serpiente en hoja de lolot
  • Carne de serpiente salteada.
  • Carne de serpiente al vapor.
  • Hueso de serpiente frito con galleta de arroz.
  • Estomago de serpiente salteado
  • Piel de serpiente frita.
  • Arroz pegajoso con grasa de serpiente
  • Gachas de serpiente
  • Sopa de serpiente con jengibre

     

Además en estos restaurantes podemos conseguir, aguardiente de serpiente.
Se introducen en botellas con el típico licor de arroz por un mínimo de 100 días. Se dice de tener propiedades curativas para ciertas dolencias.

A lo largo del pueblo, en diferentes tipos de comercios, podemos encontrar medicinas y remedios hechos a partir de serpientes.

A tener en cuenta

  • La cuestión que más me preocupaba y para la que no encontraba respuesta de ninguna fuente fehaciente. Corría algún riesgo tomando sangre fresca?
    Las serpientes provienen de granjas ecológicas y su crianza debe de cumplir ciertos requisitos para que posteriormente puedan ser consumidas. Bienvenidos escépticos como yo, pero en realidad se pueden visitar las granjas y verlo por uno mismo.
    Aparte de esto no he oído de ningún caso de intoxicación o enfermedad contraída o contagiada por el consume de sangre proveniente de esta villa.
  • El sacrificio de la serpiente no es ningún show aunque el visitante pueda sentirlo así. La matanza se hace rápida y eficazmente.
  • Nada va a la basura. Se cocina cada parte de la serpiente, se aprovecha completamente.
  • El precio depende del tipo de serpiente, y del tamaño. Se resumen en dos tallas, grandes y pequeñas.
    Una grande suele servirse hasta para diez personas. Una pequeña como la que yo comí hasta para cuatro.
    El precio de la pequeña rondaba los VND 600.000. Recuerdo que fueron como unos 30 dólares más o menos.
    Es caro? hay que considerar que el restaurante es elegante, la comida deliciosa, variada, abundante y la experiencia única.

Entre otros restaurantes

  • NHÀ HÀNG QUỐC TRIỆU – Địa chỉ: Tổ 6 Lệ Mật, Việt Hưng, Long Biên
  • NHÀ HÀNG THÊ HÙNG – Số 33, Lệ Mật, Việt Hưng, long Biên
  • VƯỜN ẨM THỰC RẮN RÁO -Số 10, Tổ 8 Lệ Mật, Long Biên
  • NHÀ HÀNG NGUYỄN VĂN DỰC PHỐ -Số 4 ngõ 82 Lệ Mật, Long Biên

Este último es el que yo visité, elegante, limpio y buen servicio. Me consta que todos son similares en cuanto a precios y menú.

Como llegar

La manera más fácil de llegar a Le Mat Village es tomando el autobús No. 10 desde Hanoi (unos 10 kilómetros el trayecto) a la estación de bus de Long Bien (alrededor de 30 min, VND3000 / ticket). Desde aquí hay solo un corto paseo a pie hasta Le Mat.